Decisiones.

Cuando te aclarares, que puede que sea mañana, dentro de una semana o dentro de un año, pero quiero que sepas que de un modo u otro, da igual el tiempo que haya pasado, que una parte de mi seguirá esperándote pase lo que pase. Y cuando te aclares, por favor haz que yo también me entere, aunque solo me digas que no quieres verme más, ya que en todo este tiempo me había planteado como sería volver a tenerte a mi lado, y la verdad me imaginé o que nunca llegaría o que duraría más tiempo que cuando estuvimos. Pero bueno, no fue ninguna de las dos, solo duró un par de besos. Aunque por una parte lo prefiero así, prefiero que tu estés bien. Y ahora después de todo lo vivido, espero que no te importe que tome el valor de llamarte amigo, y el de decirte que estoy aquí. Que estoy aquí para ayudarte, para darte un abrazo si lo necesitas y para intentar quitarte las ralladas. Espero que eso no se te olvide.

Ahora mismo

Nos pasamos la mitad del tiempo pensando en el pasado,
Y la otra mitad pensamos en el futuro...
Pero casi nadie se para a pensar en lo que quiere hacer ahora mismo
Y yo lo he pensado, y quiero irme contigo.
Me da igual si al final me acabo enamorando de ti,
O si esto sale mal, me da igual,
Porque es de verdad lo que quiero hacer.

Recuerdos, tan solo recuerdos.

Bueno, que decirte? La verdad es que ni se bien como empezar. 
Supongo que por como nos conocimos. Que no fue nada especial, no fue como en las películas ni nada de eso. Recuerdo que no hablamos mucho, apenas nos miramos, pero esos segundos en los que nos miramos para mi fueron suficientes para que de un modo, aunque fuera muy pequeño me fijara en ti.
El tiempo pasó. Estuvimos mucho sin vernos, y cuando nos veíamos, pues bueno, ninguno de los dos parecía tener intención de nada. Hasta que llegó una tarde. Esa tarde lo cambió todo. Hizo que te fijaras en mi. Nos hizo ver a los dos que teníamos muchas cosas en común. Que nos compenetrábamos, y que había algo más que amistad. Y lo más importante: te hizo a ti intentar tenerme, porque yo era muy cobarde para intentar sentir algo. 
Pero contigo esa cobardía se fue. Dejé de lado el miedo a enamorarme, a sentir algo, y el miedo a sufrir. Y fue entonces cuando poco a poco, día tras día, recuerdo tras recuerdo, mi corazón se dividió en compartimentos, y se iban llenando de algo muy bonito poco a poco. Y cuando pensaba que ya no entraba más, hacías algo: sonreías o me mirabas con esos ojos negros, y otro compartimiento oculto se abría y se llenaba. 
Para mi llegamos a tener algo increíble. Porque todo el mundo quiere tener un amor de película. Pero yo creo que incluso hemos superado eso. Para mi hemos tenido algo mucho mejor, algo verdadero y sobretodo loco. Un amor de esos que nunca se olvidan.
Pero bueno, el tiempo ha pasado, cada uno ha ido haciendo de nuevo su camino. Hemos ido creando nuevos recuerdos, hemos intentado atarnos a nuevas personas y olvidando a otras que al final no merecieron la pena.

Y como tu dijiste una vez: "El pasado es tan pesado que el muy carbón quiere pensar en un futuro sin pasar por el presente."
Pues sí, a veces el pasado es muy pesado, sobre todo cuando tienes recuerdos buenos y de personas que quisiste y te quisieron. Cuando recuerdas una a una casi todas esas palabras, miradas, besos y sonrisas. Pero el pasado se hace aún más cabrón cuando sabes que momentos como esos no podrán repetirse como recuerdos en un futuro.
Pero sabes qué? El presente también es muy cabrón. Te coge siempre por sorpresa. 
Y lo peor es que el futuro depende del presente. Que todo lo que pase ahora repercutirá en un futuro. Así que no debemos perder el tiempo. Porque de un modo u otro yo he perdido un gran tiempo, un año, ese año en el que tu ya no estabas. Porque he buscado una razón para que lo nuestro acabara. Y un día me lo explicaste, y por un momento lo entendí. Pero al rato automáticamente se me olvidó. Porque no quería ni una sola razón, ni un solo motivo por la que se tenía que acabar algo así. 
Y sabes que pasa? Que has sido demasiado importante para mi como para que ahora no seas nada. Por eso quiero que sepas que puedes confiar en mi. Que si tienes un problema yo te escucharé. Y que si necesitas apoyo yo estaré a tu lado para dártelo. 

Y como te dije antes por una parte es como si hubiera perdido ese año, porque me ha faltado alguien. Alguien que se riera de mi. Y que me enseñara que los problemas no tienen tanta importancia, solo que nosotros se la damos. Alguien que me enseñara a reírme de las tonterías. Alguien que me enseñara que el mundo podía ser distinto, que solo había que pararse, fijarse en los pequeños detalles, y entonces era cuando todo parecía más bonito. Y me ha faltado alguien que me mirara a los ojos y me dijera que me amaba.

A tres metros sobre el cielo.

Es hora de volver a casa. Es hora de volver a empezar, lentamente, sin dar demasiadas sacudidas al motor. Sin darle demasiadas vueltas. Con una única pregunta: ¿Volveré a estar alguna vez allí arriba, en ese lugar tan difícil de alcanzar? Allí, donde todo resulta más hermoso. Desgraciadamente, en ese mismo instante, ya sabe la respuesta. 


Fuera de mi ventana sólo veo coches veloces, motos alocadas, que dejan el tráfico atrás. He aprendido una pequeña verdad, el mundo te quiere rápido para que llegues a tiempo. Te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos y es por eso que cuando te acuerdas que no vas a ningún lado y aceleras. 



-Las cosas se han puesto muy difíciles para nosotros. Me encantaría estar muy lejos contigo, sin que hubiera más problemas, sin mis padres, sin todos estos líos, en un lugar tranquilo, fuera del tiempo. 
-No te preocupes. Yo sé adónde podemos ir, nadie nos molestará. Hemos estado ya muchas veces, basta quererlo. 
-¿Adónde? 
-Tres metros sobre el cielo, donde viven los enamorados. 




De algo estoy seguro. 
No podrá quererla como la quería yo, no podrá adorarla de ese modo, no sabrá advertir hasta el menor de sus dulces movimientos, de aquellos gestos imperceptibles de su cara. 
Es como si sólo a mí se me hubiera sido concedida la facultad de ver, de conocer el verdadero sabor de sus besos, el color real de sus ojos. 
Nadie podrá ver nunca lo que yo he visto. Y él menos que ninguno. 
Él, incapaz de amarle, incapaz de verle verdaderamente, de entenderla, de respetarla. 
Él no se divertirá con esos tiernos caprichos. 



Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play, y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. 
Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida. 

Ana Montoya Alarcón.

Tres palabras que quizás lo resumirían TODO lo que te voy a decir ahora: TE QUIERO DEMASIADO.

Pero por si acaso no te a quedado lo bastante claro sigue leyendo.

Pincha aquí para ver esta foto.
Antes de conocerte sentía que me faltaba algo, ese algo que si te falta sientes que no puedes ser feliz del todo. Y después de conocerte me di cuenta de que ese algo eres TÚ. Desde que has llegado es como si todo fuese más fácil, y cuando estoy a tu lado... eso ya es imposible explicarlo con palabras.

Pues sí: difícil de explicar, fácil de sentir. . . 
Y ya sabes que muchas veces no te entiendo a la primera, pero solo te pido que tengas paciencia. Que yo me quedo escuchándote horas y horas, y todo lo que haga falta para llegar a entenderte, para poder ayudarte, para poder estar ahí a tu lado cuando me necesites… Que no se tú, pero yo al principio jamás pensé que esto sería así, que te llegaría a querer como ahora lo hago. 
Y quiero que esto sea para SIEMRPRE, aunque las palabras se quedan cortas & sentirte es lo mas precioso…


Necesito sabes que estas bien en todo momento, que nunca nadie te quita los sueños y quiero sabes que sigues fabricando ilusiones. Necesito sabes que me quieres, que tienes muchas ganas de verme, de abrazarme y de reírnos juntas. Necesito sabes que a pesar de todo lo duro de esta vida tu vas a seguir a mi lado siempre, intentando sacar lo mejor de mi, como hasta ahora has hecho.

Pincha aquí para ver esta foto.
Que sabes esos momentos de tensión, el los que tienes ganas de mandarlo todo a la mierda, y te entran ganas de coger el primer avión y que te lleve al otro lado del mundo. Empezar de cero y decir adiós a tus problemas. Suena bastante bien ehh?? Y sabes qué? Que más de una vez he tenido ganas de coger ese avión. Pero luego lo he pensado bien… y me quedaría. Porque en ese nuevo sitio me faltarían cosas que he tardado mucho en conseguirlas, y me faltarías TÚ. Y porque a veces no necesito un avión para escapar de todo, tan solo necesito una tarde contigo, hacernos fotos, reírnos, el secreto de las tortugas… y ya pues con eso ese lugar ya sería bonito, porque habremos creado una parte más de nuestra historia ahí.

Y supongo que cada mañana cuando te despiertas lo primero que piensas es lo mucho que cambió tu vida de un día a otro, todos esos recuerdos felices que lo único que hacen ahora es tristeza, todas esas palabras y sentimientos… Pero desde ahora prométeme que todo esto se acabó. Se acabó el sufrir por gente que no se lo merece, el esperar algo que quizás no va a volver, el tener ganas de estar solo creyendo que es lo mejor, porque lo mejor está aún por pasar… Es hora de cambiar, de crear ilusiones, de inventar nuevos sentimientos, de fabricar miles de sueños, de intentar ser feliz por las pequeñas cosas. Es tiempo de crear una nueva historia, de ser fuerte, de luchar por lo que quieres, de correr cuando el miedo te intenta pillar, de despertarse cada mañana pensando que este día puede ser mejor que el anterior pero peor que el siguiente. Es hora de pensar que pase lo que pase, el mundo tiene que ser mucho más hijo de puta para quitarte a ti una sonrisa. 


Pincha aquí para ver esta foto."Cuando uno camina puede caerse. Y qué hacemos todos cuando nos caemos? Levantarnos.

Pero a veces en la vida cuando uno se car, puede sentir que no tiene fuerzas para levantarse de nuevo.
Si intentas levantarte 100 veces, y si vuelves a caerte las 100 veces, si fracasas y te das por vencido, ¿crees que así podrás levantarte? NO. Si fracasas lo vuelves a intentar. Una y otra vez. Y solo quiero que sepas que no es el fin. Que lo importante es cómo vas a terminar. ¿Vas a acabar siendo fuerte? Y así encontrarás las fuerzas para levantarte."
Porque te quiero y siempre te querré.

¿Te queda claro?

Aún te espero.

Creo que lo que se me está pasando a mi por la cabeza tu ya no lo recuerdas. Y si lo recuerdas sé que no es tan fuerte como yo lo recuerdo. 23 de octubre. Una fecha que para casi todos es insignificativa, pero a mi esa fecha me trae muchos pensamientos a la cabeza. Pienso en todos esos besos, caricias, miradas que dejamos atrás. También me recuerda cuando intenté con todas mis fuerzas dejar atrás también todos esos planes de futuro que teníamos solo para nosotros dos. Pero que después de un año soy incapaz de dejar de sentir todo eso… ¿Y sabes qué? Aún recuerdo casi todas esas palabras de amor que creí que nunca se podrían llegar a sentir. Y aunque ni yo misma me lo creía, sentí algo mucho más fuerte que eso. Que con cada segundo que nos mirábamos a los ojos podía llegar a notar que tú también sentías lo mismo que yo. Que recuerdo cada pequeño detalle. Que cuando dabas vueltas en la cama estaba pensando que tengo a alguien que me ama… y sabes qué? Era increíble… Y si, intenté olvidarte, sustituirte, reemplazarte… y lo siento, pero es que soy incapaz de hacerlo. Nunca me darás igual, y con el tiempo fue cuando me di cuenta de que no hay nadie como tu en este mundo.  Y el pasado también estará, nosotros seguiremos así, ellos me dan igual, solo tu, que para ti siempre estaré ahí. Soy feliz si tu lo eres, y aunque conozca a otros hombres tu siempre tendrás un cacho de mi. Y aunque las cosas no sean como antes, me gustaría que supieras que Te quiero.
Cuando uno piensa en el amor, piensa en los amores de su vida, en amores tranquilos, o en amares tiernos, por que así han sido los pocos amores de mi vida, y es que yo he sido de enamorar a golpe de pico y pala, de horas en el portero automático y de tardes de domingo en el cine, de echar distancias, y de meses y meses hasta el primer beso. No todos los amores son así, los hay de todo tipo, amor inesperado, amor imposible, amor clandestino, y por supuesto amor loco el amor fu un amor que todo el mundo debería tener derecho a probar, aunque sea una sola vez en la vida, un amor que te deje en la cuerda floja, al límite entre la cordura y la razón, entre el amor y la locura propiamente dicha.

29 septiembre 2010.

 Siempre te recordaré como el mejor perro que pude haber encontrado en todo el mundo. Te echo mucho de menos...

Ser feliz.

Nos empeñamos en buscar la felicidad cada día y no nos damos cuenta de que es ella quien tiene que encontrarnos, y eso será donde menos te lo esperas, en el instituto, en el supermercado o en mitad de una boda. Y cuando llega descubres que ahí no acaba todo, que el final de un camino sólo es el principio de otro, y lo único importante es la persona que escoges para que camine a tu lado. Y esconderse es lo que menos te importa, lo que te importa es que estás tocando con la yema de los dedos eso que has estado soñando toda tu vida, y ya sólo importa el hoy, el presente y lo que queda por venir.

Decir con la mirada lo que con mi voz no puedo.




Deja que la lluvia acaricie tus párpados.


:)


Porque yo soy fotógrafa, 
Fotógrafa de sueños, amante de lo cotidiano.